Ir al contenido principal

LA NATURALEZA Y LA CULTURA DE JAÉN EN LA POESÍA DE ANTONIO CARVAJAL






El poeta granadino Antonio Carvajal se ha sentido atraído desde siempre por la naturaleza y la cultura de nuestra tierra hasta el punto de haber escrito no pocos poemas a partir de sus experiencias giennenses. Estos poemas, que han venido siendo publicados desde 1973 en adelante, más otros inéditos, conforman un libro de hermoso título, Del condestable cielo, que acaba de salir publicado y del que quiero darles noticia a los lectores, haciendo hincapié en el mundo referencial de la cultura, gentes y naturaleza de Jaén que han estado en el origen de los distintos poemas.
Pues bien, para la sección “Odas y elegías”, ciertos espacios ya naturales ya monumentales ya urbanos de Jaén y su provincia han resultado determinantes en el origen de los poemas, lo que queda ratificado tanto por los títulos de los textos poéticos como por la existencia del poemario que nos ocupa, Del condestable cielo, si bien no quiero decir con esto que los textos sean una mera duplicación verbal de los referidos espacios. En el caso de “Piedra viva (Amanecer en Úbeda)”, la Capilla de El Salvador de dicha ciudad constituye el inmediato referente, esto es, la realidad extralingüística de la que parte y a la que, a su modo artístico y evocado, remite el signo poético. “Elegía (Nocturno en Baeza)” es un poema escrito a raíz de un paseo del poeta junto a unos amigos por la parte antigua de la ciudad, parte que acaba en un paseo periurbano frente a un valle formado por el Guadalquivir y que está dominado en la otra ladera por las sierras de Jaén, Mágina y Cazorla. Pues bien, Baeza es una ciudad histórica que, en su parte antigua no sólo conserva extraordinarias piezas monumentales, sino también el trazado urbano medieval. El poema “Ciudades de provincia” lo escribe su autor a partir de una estancia en la ciudad de Jaén y pensando en el desarrollismo incívico y aniquilador que tanto en Jaén como en otras ciudades de provincia vino a empobrecer los paisajes urbanos. Antonio Carvajal escribe “Fervor de las ruinas (S. Francisco. Baeza)” a raíz de una visita a un espacio arquitectónico religioso, hoy en cuidada e intervenida ruina, cuyo nombre es Convento de San Francisco o, en nuestro tiempo, Ruinas de San Francisco, de las que le llama la atención especialmente no la zona conventual sino la Capilla Mayor, capilla funeraria, cuya inmensa cúpula se vino al suelo por diversas causas, a comienzos del siglo XIX, constituyendo esta parte monumental la que presenta un inequívoco aspecto ruinoso dentro del conjunto arquitectónico. Este espacio constituye en su conjunto un excelente ejemplo del renacimiento andaluz al tiempo que una de las más importantes obras de Andrés de Vandelvira. No hace falta insistir, a tenor de la primera publicación del poema “Hospital en silencio”, en 1995, que Carvajal escribe su poema teniendo en cuenta el Hospital de San Juan de Dios de Jaén, edificio que la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios mantuvo abierto desde 1619, tras recibir del municipio dos antiguos hospitales, el de la Misericordia y el de San Lázaro.
Las siguientes secciones mantienen relación con otros referentes tanto culturales como naturales de Jaén. Así, en los poemas de “Siete miradas desde el camino de Andújar”, Carvajal da un alto protagonismo al río Guadalquivir, río que es para el poeta “el camino derecho de Andújar”, al tiempo que nombra a su afluente el río Jándula que desemboca aguas abajo de Andújar. Como el lector seguramente conoce, por esta ciudad histórica pasa el río grande bañando la fértil campiña. Andújar es la capital de la comarca y una de las ciudades, por historia y economía, más importantes de la provincia de Jaén.
Por lo que respecta a “Dos cancioneros”, sección tercera que consta de poemas agrupados en “Cancionerillo de burlas y veras” y “Canciones del Condado”, no son pocos los nombres de pueblos, aldeas, lugares, ríos y otros topónimos giennenses que, con diferente uso y propósito artístico, aparecen en los textos. Se habla así, en el primer grupo de poemas, de Arjona, Marmolejo, Alcalá [la Real], Higuera de Calatrava (o de Arjona, como se lee en el poema V), Lopera, Porcuna y Arjonilla. Tradicionalmente, todos estos pueblos, a excepción de Alcalá la Real que pertenece a la comarca de la Sierra Sur, lindando con la provincia de Granada, han formado parte de la comarca de la Campiña de Jaén, teniendo en común un largo pasado que incluye yacimientos prehistóricos, iberos –especialmente en el caso de Porcuna (esto explica el poema VIII “Guerreros ibéricos de Porcuna”)– y en el que se conocen diferentes colonizaciones, con particular protagonismo de la romana y la árabe hasta la respectiva incorporación al Reino de Castilla. Son pueblos y aldeas de sostenida economía agrícola y ganadera y, en algunos casos, con aprovechamiento forestal y natural, como ocurre con Marmolejo, lugar famoso por el predicamento de sus aguas, a cuyas bondades minero-medicinales acuden numerosos visitantes (así el poema IX de esta parte). En el caso de “Canciones del Condado” y como consecuencia de un recorrido que Carvajal hace siguiendo las huellas del poeta Jorge Manrique, aparecen nombrados los ríos Guadalén y Dañador; pueblos como Castellar, Navas de San Juan, Arquillos, Vilches y Montizón; y montes o alturas como La Muela de Chiclana, Cabeza Grande, Jarabancil y Alto de Valdeinfierno. Estos pueblos integran junto a Santisteban del Puerto la comarca del Condado.
Para algunos de los poemas de la sección cuarta, “Nidos y variaciones”, el poeta se sirve intertextualmente, en el caso de esa canción triste y de lamento que es su poema titulado “Endecha y mudanza de las tres morillas”, de la conocida y medieval canción popular de estructura zejelesca, “Las tres morillas”, en la que se nombra a Jaén en todas sus estrofas. Por su parte, la evocación del río Guadalimar, un afluente del Guadalquivir que nace en la Sierra de Alcaraz y atraviesa buena parte de la provincia de Jaén, sus paisajes de olivos y la lluvia y el frío invernales de Baeza, ciudad histórica y artística de la comarca de La Loma, está presente en la primera parte del poema “Diferencias y tientos sobre un tema de Lope de Vega recreado por José Hierro”. A su vez, una de las grandes obras civiles del renacimiento en España, el Hospital de Santiago, construido en Úbeda en el siglo XVI por Andrés de Vandelvira, sirve de referente para el poema “Nido de antaño”. Lo que llama la atención en particular al poeta es, en la monumental fachada, un relieve en su mitad central superior que representa la figura de Santiago Matamoros, advocación a la que se dedica el hospital y a la que se debe la familia del fundador.
“Aires de Tíscar”, la cuarta sección del libro que cuenta con tres hermosos poemas, toma su nombre de una aldea aneja a Quesada que a su vez da nombre a un paso que comunica las provincias de Jaén y Granada. Precisamente, en el término municipal de Quesada, ya que la parte Este y Sur del mismo forman parte de la Sierra de Cazorla, nace el río Guadalquivir, al que Carvajal le dedica el poema machadianamente titulado “El río azul”.
Por último, la sección “Lluvia en la Quintería” toma su nombre de una pedanía de Villanueva de la Reina, pueblo de la comarca de la Campiña de Jaén, cercano a Andújar, cuya historia se remonta a la romanización. La Quintería se encuentra ubicada en la región media del Guadalquivir caracterizada por una orografía llana.
Hasta aquí esta guía exterior de unos poemas que, por su hondura y belleza, sólo son comparables a los que Antonio Machado escribiera durante la etapa baezana de su vida.

ANTONIO CHICHARRO

Entradas populares de este blog

ANTONIO MACHADO Y FEDERICO GARCIA LORCA: PALABRAS PARA UN HERMANAMIENTO

La ya larga serie de hermanamientos y homenajes que se viene celebrando en Fuentevaqueros, entre el poeta de Granada y otros poetas que comparten la patria de nuestra lengua y el común horizonte de la palabra salvadora de la poesía de abierta proyección estética e histórica, resulta una suerte de intervención, dicho en téminos arquitectónicos, en la memoria de Federico García Lorca y en la del resto de poetas hermanados. Dicha intervención, pues, habla más de nuestro comportamiento que de los poetas en cuestión, puesto que se trata de establecer por determinado tiempo una especie de identidad común que, por múltiples razones generalmente fundamentadas, consideramos necesaria. Está bien, puesto que el pasado existe en nuestro presente, que intervengamos sobre él y escribamos constantemente a modo de palimpsesto sobre la vieja página que un día la historia escribiera para decirnos a nosotros mismos y decir nuestra historia y tanto hablar de nuestro tiempo como construirlo. En este se…

AUTOBIOGRAFÍA DE ANTONIO MACHADO ESCRITA EN BAEZA EN 1913

AUTOBIOGRAFÍA DE ANTONIO MACHADO 
ESCRITA EN BAEZA EN 1913

Biografía

Nací en Sevilla el año de 1875 en el Palacio de la Dueñas. Anoto este detalle no por lo que tenga de señorial (el tal palacio estaba en aquella sazón alquilado a varias familias modestas) sino por la huella que en mi espíritu ha dejado la interior arquitectura de ese viejo caserón. En mi próximo libro hablo de él, sin más datos que mis recuerdos infantiles.
Desde los ocho a los treinta y dos años he vivido en Madrid con excepción del año 1899 y del 1902 que los pasé en París. Me eduqué en la Institución Libre de Enseñanza y conservo gran amor a mis maestros: Giner de los Ríos, el imponderable Cossío, Caso, Sela, Sama (ya muerto), Rubio, Costa (D. Joaquín —a quien no volví a ver desde mis nueve años—). Pasé por el Instituto y la Universidad, pero de estos centros no conservo más huella que una gran aversión a todo lo académico. He asistido durante veinte años, casi diariamente a la Biblioteca Nacional. En 1906 hice oposic…

BIBLIOGRAFÍA DE JOSÉ RODRÍGUEZ MOLINA RELACIONADA CON LA HISTORIA Y CULTURA DE BAEZA

José Rodríguez Molina, Profesor Titular de Historia Medieval de la Universidad de Granada, ha dedicado gran parte de su larga y profunda actividad investigadora al mejor conocimiento de la historia y cultura de Baeza, entre otros dominios de estudio históricos relacionados con Jaén, Granada y Andalucía, generales y particulares como, por ejemplo, sus estudios de frontera. De sus más de 150 estudios publicados, ofrezco la siguiente selección (para un acceso a la lista completa de sus publicaciones, véase

http://www.medievalugr.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6:curriculum-de-jose-rodriguez-molina&catid=4:area-de-historia-medieval)


Introducción al estudio del obispado de Baeza-Jaén, según el Códice Gótico del siglo XIII de la Catedral de Jaén, Granada, 1972, 250 págs. (Inédito).

El obispado de Baeza-Jaén en la Baja Edad Media. Aspectos económico-sociales, (Resumen de Tesis Doctoral), Universidad de Granada, 1974, 40 págs.

"Patrimonio eclesiástico del obispad…