Ir al contenido principal

FIRMAS INVITADAS: ANTONIO CHECA LECHUGA


ANTE TI

 

Para José Cabrera Martos. Poeta

 

Allanar un monte que me tapa la vista después que en el otero viese la luz que  inserta resplandores, es mi propósito. Te has topado con una mente cansada amigo Pepe.

He tenido tu libro GOETHICA en mi mesita de noche y, casi lleno de pudor por mi ignorancia, he pulido mi mente y he entrado en tus composiciones de brujo. Cuando aprendía a balbucear su contenido y deparar en los hallazgos me topé con tu email  donde la iluminación de un ensayo de palabras sujetas a la expresión científica, depositó en mi cabeza álgebras matemáticas que, haciendo de voces literarias lo que “Paul Celan, deposita en tu cita: El silencio invernal de los árboles esconde la profunda mirada de tiempo sin orillas”, me llevaron al término esencial de que somos nosotros quienes definimos los cauces de una manzana rota, o la voz que describe un arrebol tardío.

Las expresiones que inducen a sentir el poema –vengan de donde venga--, guardan un sentimiento del que emana un antes y un después de cualquier cosa, las palabras son ceros que no sirven de nada si no se suman números que aumenten. Tú poeta jiennense, te arraigas al principio que te indujo el maestro del verso y de la rima, y con ello, como ciprés que acecha al sol para dar sombra, buscas los tigres rudos que imponen su pureza en los labios del hombre, y descansas y matas, y resucitas luego, haciendo en tu poema rayas que son surcos para preñar la tierra.

Es pues la forma de decirte que has llenado mi tiempo en recibir tu “tiempo” apegado a tus actos donde la ciencia exige que allanen los caminos mentes como la tuya, y que en el tiempo, otra se descoloque mirando a los que en versos dejamos todo un arco de sangres hilvanadas con palabras de órganos donde mueven la sangre un cuerpo desvalido, un mirar sobre el monte, una ola que rompa la espuma con la tierra, o la tierra preñada de tormentas que en nieve nos hagan el retrato de los viejos que en blanco cubren la cabeza pensativa.

Es mi forma de verte como construyes versos, como lanzas las voces, como retienes la historia y penetras con brío al lado de quien sufre. Sea mi voz tu descanso, tu alegre resistir junto a mi historia, y cuando el viejo suene a cántaro cascado, relanza tu existir y mira que seres como tú, en esta tierra, hacen que nos miremos en los actos, donde el poema existe y abre laberintos a las palabras.

 

Y PEDÍ POR LOS VERBOS.

 

                                   Pocas alteraciones promueven los rocíos

donde duermen las flores sus siestas con los pájaros.

 

                                   Va por ti o contigo.


 

Insinuación.

                                   TRAS LAS HUELLAS DE LA SOMBRA QUE HIERE

 

            PADRE, me confieso a la vida que he pecado

 

            Normas.

Mis huellas han dejado un rastro que se ubica en las cándidas palabras releídas. No veo mi culpa ante quien se defiende o quien afirma ser lucha en el mundo sucesible de la inteligencia, ni tampoco en la verdad de la que anida un preceptivo roto por la visión de un vulgo inocente.

Yo he notado mis labios sobre espumas

Asumiendo las aguas de los ojos subirse

Hasta el silencio de mis sienes y adentrar

Mis pupilas a los actos que admiro.

He mirado la vida entre las rosas

Mojadas por  las lágrimas del mirlo

Cuando observa una larva que gime

Y su pico la atrae y la depura:

He mirado la tarde.

Y cuando la noche adquiere un rubor incoloro

Y una sombra confusa,

Sobre el rostro de una letra imprecisa

Dejé mi poema al amparo del viento o de las lilas.

No es mi pecado adverso si lo asumo.

No la frentada puesta ante  mis ojos para el mosco.

En las faldas de cualquier frase, en las voces

Perdidas por las formas, apareció tu verbo,

Y ya sabido que existe, al lateral del átomo

Le brindé mi conciencia,

Ciego ya de ignorarme y de ofrecerme.

ASÍ MI PASIÓN SE VUELVA LÓGICA.

 Y no entraba a la Iglesia porque el rezo le causaba un desabrido recuerdo a la lujuria que lloraba de niño, pero sentía que el ábside que forman los techos y las uvas descolgaba el vino para saberse hombre. Más se sentía atraído. Más lo ignoraba.

Así miró una expresión versada por el verso primero.

---Sólo es útil el conocimiento que nos hace mejores---

Ante él me inclino y en mi rodilla mohosa por confusa o mi labio partido por el rezo de un hombre que declina en el hombre, retomo de GOETICA la esencia, y al duro sensor de mi sonrisa, le adorno mi cariño y lo comprendo.

                                                                                              HABÍA  SOBREVIVIDO

 

ANTONIO      checa   lechuga.

Después de leer un ensayo y un libro invirtiendo sensaciones donde la luz habita.

También después de leer un libro llamado GOETHICA del que subrayo que un lamento de siglos lo adorna la voz de la poesía. Y también, qué carajo, el sentido del hombre que camina por “encima de otros hombres” y una melena larga lo define distinto a lo mediano, sea pues la palabra amiga, el contrapunto de un ejercicio del que doy fe  de haberlo tenido ante mis ojos.

 
            Baeza, un día que, meridianamente solo, me ofrecieron un verso que llamó por mi puerta con la palabra amigo

                                                           28 Febrero, de dos mil trece

 

                                                                                   Antonio Checa Lechuga.

Entradas populares de este blog

ANTONIO MACHADO Y FEDERICO GARCIA LORCA: PALABRAS PARA UN HERMANAMIENTO

La ya larga serie de hermanamientos y homenajes que se viene celebrando en Fuentevaqueros, entre el poeta de Granada y otros poetas que comparten la patria de nuestra lengua y el común horizonte de la palabra salvadora de la poesía de abierta proyección estética e histórica, resulta una suerte de intervención, dicho en téminos arquitectónicos, en la memoria de Federico García Lorca y en la del resto de poetas hermanados. Dicha intervención, pues, habla más de nuestro comportamiento que de los poetas en cuestión, puesto que se trata de establecer por determinado tiempo una especie de identidad común que, por múltiples razones generalmente fundamentadas, consideramos necesaria. Está bien, puesto que el pasado existe en nuestro presente, que intervengamos sobre él y escribamos constantemente a modo de palimpsesto sobre la vieja página que un día la historia escribiera para decirnos a nosotros mismos y decir nuestra historia y tanto hablar de nuestro tiempo como construirlo. En este se…

AUTOBIOGRAFÍA DE ANTONIO MACHADO ESCRITA EN BAEZA EN 1913

AUTOBIOGRAFÍA DE ANTONIO MACHADO 
ESCRITA EN BAEZA EN 1913

Biografía

Nací en Sevilla el año de 1875 en el Palacio de la Dueñas. Anoto este detalle no por lo que tenga de señorial (el tal palacio estaba en aquella sazón alquilado a varias familias modestas) sino por la huella que en mi espíritu ha dejado la interior arquitectura de ese viejo caserón. En mi próximo libro hablo de él, sin más datos que mis recuerdos infantiles.
Desde los ocho a los treinta y dos años he vivido en Madrid con excepción del año 1899 y del 1902 que los pasé en París. Me eduqué en la Institución Libre de Enseñanza y conservo gran amor a mis maestros: Giner de los Ríos, el imponderable Cossío, Caso, Sela, Sama (ya muerto), Rubio, Costa (D. Joaquín —a quien no volví a ver desde mis nueve años—). Pasé por el Instituto y la Universidad, pero de estos centros no conservo más huella que una gran aversión a todo lo académico. He asistido durante veinte años, casi diariamente a la Biblioteca Nacional. En 1906 hice oposic…

BIBLIOGRAFÍA DE JOSÉ RODRÍGUEZ MOLINA RELACIONADA CON LA HISTORIA Y CULTURA DE BAEZA

José Rodríguez Molina, Profesor Titular de Historia Medieval de la Universidad de Granada, ha dedicado gran parte de su larga y profunda actividad investigadora al mejor conocimiento de la historia y cultura de Baeza, entre otros dominios de estudio históricos relacionados con Jaén, Granada y Andalucía, generales y particulares como, por ejemplo, sus estudios de frontera. De sus más de 150 estudios publicados, ofrezco la siguiente selección (para un acceso a la lista completa de sus publicaciones, véase

http://www.medievalugr.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6:curriculum-de-jose-rodriguez-molina&catid=4:area-de-historia-medieval)


Introducción al estudio del obispado de Baeza-Jaén, según el Códice Gótico del siglo XIII de la Catedral de Jaén, Granada, 1972, 250 págs. (Inédito).

El obispado de Baeza-Jaén en la Baja Edad Media. Aspectos económico-sociales, (Resumen de Tesis Doctoral), Universidad de Granada, 1974, 40 págs.

"Patrimonio eclesiástico del obispad…