Ir al contenido principal

GAETANO CHIAPPINI, IN MEMORIAM

Ayer recibí una triste llamada en la que me comunicaban la muerte de un amigo de Baeza y de la poesía, la del hispanista italiano Gaetano Chiappini, mi querido colega y amigo, cuya muerte tanto dolor me produce.

Quiero traer a esta página su recuerdo. Para ello ofrezco la carta que me envió con ocasión del Congreso Internacional sobre Antonio Machado y Andalucía que celebramos en la sede Antonio Machado de Baeza de la Universidad Internacional de Andalucía en el otoño de 2012. Aquella carta, en la que se disculpaba por no poder asistir al Congreso y que incluí al frente del libro de actas, decía así:
 
 
Querido amigo Antonio:
Como pasa a menudo, el cumplimiento de un deseo de una persona no depende de su voluntad, siendo la circunstancia el tamiz más poderoso, que deja o no pasar lo deseado con lo imposible. Así, mientras vuelvo a repetir mi gratitud por haberme invitado a una –para mí muy emocionante– vuelta a Granada y a Baeza, con mucha amargura, he de confirmarte que algunos problemas familiares y míos propios me impiden cumplir con el deseado compromiso de estar con vosotros... Aquí delante, tengo una postal donde me habla una foto un tanto melancólica del aula baezana de don Antonio Machado... donde me tocó la suerte, hace muchos años, con gran satisfacción mía, de dar un curso sobre Machado y Ortega (de los participantes recuerdo con cariño y admiración entre otros a la gran amiga Aurorita de Albornoz, a don Alonso Zamora Vicente y a don Ricardo Gullón...) en la misma prestigiosa universidad y también en esa misma aula, que alegra mi memoria. No renuncio a los recuerdos, pero sí, sintiéndolo mucho, debo renunciar a participar en vuestro encuentro, ilustres colegas y queridos amigos. Pudiendo ir, hubiera vuelto a ver al San Cristobalón con la lechuza en la catedral, recordada por Machado y Federico. El tema que quería desarrollar sería: “Pensamientos y palabras de Antonio Machado en Baeza, en el año 1912 a 1913”. En la prosa y en la poesía, naturalmente, en la mente y en la pluma. Cuando ese mismo año terrible por la pérdida de la esposa amada pareció terminar también con la vida del Poeta, cuando poco faltó que se pegase un tiro... Y dichosamente, hubo el traslado entre la Soria llorada de Leonor y la Baeza del “rincón moruno” con su “gente buena, hospitalaria y amable”. Yo mismo la conozco muy bien a esa gente y comparto el justo juicio. Sí, fue la buena gente de Baeza que acompañó la vida del gran poeta, quien nunca dejó perder su sentimiento y su inteligencia para seguir andando el camino de hombre civil y sabio, de poeta y de pensador. Y, al mismo tiempo, su alma y su reflexión filosófica y moral no dejaron perder el “cuadro de España que sufre y trabaja arrancando con sudor el pan a la tierra”. Y como siempre su conciencia liberal y civil animaba a Machado en la confianza y en la tarea de “europeizar a España”. “Urge explorar el alma española”, decía, añadiendo su preocupación de ”saber nosotros lo que es o puede ser un español”. Civilización y amor por su tierra, “tan cargada de alma”. Hay que volver a leer las palabras escuetas de la famosa carta a Unamuno de junio de 1913: “ciencia y humildad”, con que se enfrenta Machado con su vida y obra, que afortunadamente ha continuado en su gran solidaridad y empeño por España, que aliviaba “esta ingrata faena”, y le daba la fuerza de dedicar la claridad iluminada de su conciencia política y social al camino civil de España; mientras reservaba su poesía para hablar con todos los universales del sentimiento – Machado por supuesto es un claro ejemplo (de los pocos) del hombre y del poeta integral, que se compone entorno a su visión humanista de la unidad interior de la persona. Y de esta forma todo el ser del poeta se vincula al fondo de su alma: se pueden leer en propósito las “Consideraciones sobre «Contra esto y aquello»” de Miguel de Unamuno, de julio de 1913; o la carta a García Morente de octubre de 1913, donde reafirma Machado su voluntad de “hablar muy fuerte y muy hondo a la conciencia del pueblo”. Entretanto, “cierto desgarramiento inevitable” encontraba su dolor y amargura en los “frescos naranjales”, cerca del Guadalquivir y de los vergeles por donde iba “el caballero joven” que “vestido va de luto”, “a solas con su sombra y con su pena”, con la fe sin embargo de que “no todo / se lo ha tragado la tierra”.
De todos estos pensamientos y palabras hubiera querido hablar: y por todo esto, de mi parte, quiero dar las gracias a la tierra baezana y a todos sus ciudadanos que nos han conservado el suspiro profundo de un alma tan noble y rigurosa y severa... Y a vosotros todos yo os mando mi saludo, con insanable añoranza...
 
Gaetano Chiappini
Florencia, 27 de octubre de 2012
 
 

Entradas populares de este blog

AUTOBIOGRAFÍA DE ANTONIO MACHADO ESCRITA EN BAEZA EN 1913

AUTOBIOGRAFÍA DE ANTONIO MACHADO 
ESCRITA EN BAEZA EN 1913

Biografía

Nací en Sevilla el año de 1875 en el Palacio de la Dueñas. Anoto este detalle no por lo que tenga de señorial (el tal palacio estaba en aquella sazón alquilado a varias familias modestas) sino por la huella que en mi espíritu ha dejado la interior arquitectura de ese viejo caserón. En mi próximo libro hablo de él, sin más datos que mis recuerdos infantiles.
Desde los ocho a los treinta y dos años he vivido en Madrid con excepción del año 1899 y del 1902 que los pasé en París. Me eduqué en la Institución Libre de Enseñanza y conservo gran amor a mis maestros: Giner de los Ríos, el imponderable Cossío, Caso, Sela, Sama (ya muerto), Rubio, Costa (D. Joaquín —a quien no volví a ver desde mis nueve años—). Pasé por el Instituto y la Universidad, pero de estos centros no conservo más huella que una gran aversión a todo lo académico. He asistido durante veinte años, casi diariamente a la Biblioteca Nacional. En 1906 hice oposic…

BIBLIOGRAFÍA DE JOSÉ RODRÍGUEZ MOLINA RELACIONADA CON LA HISTORIA Y CULTURA DE BAEZA

José Rodríguez Molina, Profesor Titular de Historia Medieval de la Universidad de Granada, ha dedicado gran parte de su larga y profunda actividad investigadora al mejor conocimiento de la historia y cultura de Baeza, entre otros dominios de estudio históricos relacionados con Jaén, Granada y Andalucía, generales y particulares como, por ejemplo, sus estudios de frontera. De sus más de 150 estudios publicados, ofrezco la siguiente selección (para un acceso a la lista completa de sus publicaciones, véase

http://www.medievalugr.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6:curriculum-de-jose-rodriguez-molina&catid=4:area-de-historia-medieval)


Introducción al estudio del obispado de Baeza-Jaén, según el Códice Gótico del siglo XIII de la Catedral de Jaén, Granada, 1972, 250 págs. (Inédito).

El obispado de Baeza-Jaén en la Baja Edad Media. Aspectos económico-sociales, (Resumen de Tesis Doctoral), Universidad de Granada, 1974, 40 págs.

"Patrimonio eclesiástico del obispad…

UN TEXTO DE QUEVEDO EN CONTRA DE LUIS PACHECO DE NARVÁEZ

A las espaldas de Reinaldo estaba,
más infame que azote de verdugo,
un maestro de esgrima que enseñaba
nueva destreza, a güevo y a mendrugo:
don Hez, por su vileza, se llamaba,
descendiente de carda y de tarugo,
a quien, por lo casado y por lo vario,
llamó el emperador Cuco Canario.
Era embelecador de geometría,
y estaba pobre, aunque le daban todos;
ser maestro de Carlos pretendía;
pero, por ser cornudo hasta los codos,
su testa ángulos corvos esgrimía,
teniendo las vacadas por apodos;
éste, oyendo a Reinaldos, al instante
lo dijo al rey famoso Balugante.
Díjole Balugante al maestrillo
(pasándole la mano por la cara):
«Dile al señor de Montalbán, Cuquillo,
que mi grandeza su inquietud repara;
que pretendo saber, para decillo,
si en esta mesa soberana y clara
se sientan por valor, o por dinero,
por dar su honor a todo caballero».
Reinaldos respondió: «Perro judío,
dirás al rey que, en esta ilustre mesa,
el grande emperador, glorioso y pío,
honrar todos los huéspedes profesa;
que, después…