Ir al contenido principal

REVISTA DE PRENSA: EL LEGADO DE MIGUEL HERNÁNDEZ VIAJA A QUESADA

El legado de Miguel Hernández viaja a Quesada

La Diputación de Jaén cede los objetos al futuro museo del pueblo natal de su viuda

 


Una carta con dibujo del poeta Miguel Hernández.
Buena parte del legado del poeta alicantino Miguel Hernández (Orihuela, 1910-Alicante, 1942) viaja ya hacia Quesada (Jaén), el municipio natal de su viuda, Josefina Manresa. La Diputación de Jaén, que adquirió este legado en 2012 por tres millones de euros, ha aprobado este martes en el último pleno del año la cesión en depósito de una serie de objetos personales del poeta Miguel Hernández al Ayuntamiento de Quesada. Estos fondos irán a parar al futuro museo Miguel Hernández-Josefina Manresa, que abrirá sus puertas en el primer trimestre de 2015 en un edificio anexo al museo del pintor Rafael Zabaleta.
Una maleta, una máquina de escribir, una lechera, un pañuelo de seda o un juguete que hizo para su hijo están entre los fondos que se han cedido para el futuro museo quesadeño. Son parte de los 5.600 registros, entre manuscritos, poemas y otros documentos, que la Diputación de Jaén (gobernada por el PSOE) adquirió a los herederos del poeta alicantino tras la renuncia realizada por el Ayuntamiento de Elche, donde estuvieron durante dos décadas.
Desde la adquisición de este legado, la Diputación de Jaén, a través del Instituto de Estudios Giennenses (IEG), ha trabajado en la catalogación de los fondos documentales. La sorpresa fue el descubrimiento de 300 cartas inéditas enviadas por el poeta Vicente Aleixandre –que fue el gran consejero literario de Hernández- tanto al poeta alicantino como, tras su muerte, a Josefina Manresa. Cartas que se unen a un fondo documental en el que ya hay otras cartas cruzadas con Juan Ramón Jiménez, Pablo Neruda, Federico García Lorca o Ramón Sijé, a quien el poeta de Orihuela dedicó su célebre Elegía.
Lucía Izquierdo, nuera del poeta, agradeció la “sensibilidad” mostrada por la Diputación de Jaén y por el Ayuntamiento de Quesada por hacer realidad un museo en el pueblo natal de Josefina Manresa, que fue la artífice de la conservación de estos documentos. Miguel Hernández alumbró en esta tierra buena parte de su exigua pero brillante producción literaria como miembro del Altavoz del Frente, órgano de propaganda republicana durante la Guerra Civil. Uno de sus poemas más célebres, Aceituneros, se ha adoptado como himno de la provincia de Jaén.
El PP ha votado a favor de la cesión del legado al Ayuntamiento de Quesada. Y eso a pesar de las objeciones que puso recientemente en un pleno anterior. El diputado popular Jesús Estrella señaló que era un gasto que “no era prioritario en estos momentos de dificultades económicas”, y cuestionó también la inversión de 500.000 euros en adecentar el Museo Zabaleta de Quesada para crear un espacio donde albergar parte del legado hernandiano.
La portavoz socialista, Pilar Parra, defendió la inversión al tratarse de una “oportunidad única” tras la renuncia de Elche, y subrayó que el legado será un elemento para incentivar el turismo cultural de la provincia, que tiene otros reclamos como la huella de Antonio Machado en Baeza o el Museo del pintor Rafael Zabaleta de Quesada.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/12/30/andalucia/1419962594_409875.html

Entradas populares de este blog

AUTOBIOGRAFÍA DE ANTONIO MACHADO ESCRITA EN BAEZA EN 1913

AUTOBIOGRAFÍA DE ANTONIO MACHADO 
ESCRITA EN BAEZA EN 1913

Biografía

Nací en Sevilla el año de 1875 en el Palacio de la Dueñas. Anoto este detalle no por lo que tenga de señorial (el tal palacio estaba en aquella sazón alquilado a varias familias modestas) sino por la huella que en mi espíritu ha dejado la interior arquitectura de ese viejo caserón. En mi próximo libro hablo de él, sin más datos que mis recuerdos infantiles.
Desde los ocho a los treinta y dos años he vivido en Madrid con excepción del año 1899 y del 1902 que los pasé en París. Me eduqué en la Institución Libre de Enseñanza y conservo gran amor a mis maestros: Giner de los Ríos, el imponderable Cossío, Caso, Sela, Sama (ya muerto), Rubio, Costa (D. Joaquín —a quien no volví a ver desde mis nueve años—). Pasé por el Instituto y la Universidad, pero de estos centros no conservo más huella que una gran aversión a todo lo académico. He asistido durante veinte años, casi diariamente a la Biblioteca Nacional. En 1906 hice oposic…

BIBLIOGRAFÍA DE JOSÉ RODRÍGUEZ MOLINA RELACIONADA CON LA HISTORIA Y CULTURA DE BAEZA

José Rodríguez Molina, Profesor Titular de Historia Medieval de la Universidad de Granada, ha dedicado gran parte de su larga y profunda actividad investigadora al mejor conocimiento de la historia y cultura de Baeza, entre otros dominios de estudio históricos relacionados con Jaén, Granada y Andalucía, generales y particulares como, por ejemplo, sus estudios de frontera. De sus más de 150 estudios publicados, ofrezco la siguiente selección (para un acceso a la lista completa de sus publicaciones, véase

http://www.medievalugr.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6:curriculum-de-jose-rodriguez-molina&catid=4:area-de-historia-medieval)


Introducción al estudio del obispado de Baeza-Jaén, según el Códice Gótico del siglo XIII de la Catedral de Jaén, Granada, 1972, 250 págs. (Inédito).

El obispado de Baeza-Jaén en la Baja Edad Media. Aspectos económico-sociales, (Resumen de Tesis Doctoral), Universidad de Granada, 1974, 40 págs.

"Patrimonio eclesiástico del obispad…

UN TEXTO DE QUEVEDO EN CONTRA DE LUIS PACHECO DE NARVÁEZ

A las espaldas de Reinaldo estaba,
más infame que azote de verdugo,
un maestro de esgrima que enseñaba
nueva destreza, a güevo y a mendrugo:
don Hez, por su vileza, se llamaba,
descendiente de carda y de tarugo,
a quien, por lo casado y por lo vario,
llamó el emperador Cuco Canario.
Era embelecador de geometría,
y estaba pobre, aunque le daban todos;
ser maestro de Carlos pretendía;
pero, por ser cornudo hasta los codos,
su testa ángulos corvos esgrimía,
teniendo las vacadas por apodos;
éste, oyendo a Reinaldos, al instante
lo dijo al rey famoso Balugante.
Díjole Balugante al maestrillo
(pasándole la mano por la cara):
«Dile al señor de Montalbán, Cuquillo,
que mi grandeza su inquietud repara;
que pretendo saber, para decillo,
si en esta mesa soberana y clara
se sientan por valor, o por dinero,
por dar su honor a todo caballero».
Reinaldos respondió: «Perro judío,
dirás al rey que, en esta ilustre mesa,
el grande emperador, glorioso y pío,
honrar todos los huéspedes profesa;
que, después…