Ir al contenido principal

REVISTA DE PRENSA: LA ÚBEDA DE MUÑOZ MOLINA


Foto
Paisaje de Úbeda con la Sierra Mágina al fondo, de la que tanto ha escrito Muñoz Molina..
Andalucía por descubrir

La Úbeda de Muñoz Molina

Mágina es la ciudad imaginada en las novelas del escritor Antonio Muñoz Molina, Premio Príncipe de Asturias de las Letras, empezando por El jinete polaco. Pero, en realidad, Mágina es Úbeda, la ciudad en la que nació en 1956.


Mágina es para Antonio Muñoz Molina lo que Comala fue para Juan Rulfo o Macondo para García Márquez. Una vez el escritor dijo: «Desde el sur, Úbeda, la ciudad que hay en los mapas, se parece más que desde ninguna otra perspectiva a otra ciudad inventada por mi a la que llamé Mágina». En realidad, de imaginaria aquella ciudad sólo tenía el nombre. En todo Mágina era un trasunto de Úbeda. El autor de El jinete polaco sólo tuvo que mirar hacia el sur y tropezar con las montañas azuladas que se encrespan sobre el Valle del Guadalquivir para poner nombre a los escenarios por los que andan sus sueños, su memoria, su niñez y adolescencia.
Mágina es un lugar presente en buena parte de su obra. Lo es en especial en aquel hermoso libro que ganó el Premio Planeta y que hace unos años reeditó Seix Barral con una versión corregida. En El jinete polaco Muñoz Molina nos invita a pasear por una ciudad que es su propia piel sentimental, un mapa de los recuerdos donde todo encaja y en cuyas esquinas aún se perciben los pasos que dio antes de marcharse primero a Madrid y luego a Granada donde estudió, trabajó como empleado municipal y urdió la trama de sus primeros artículos y sus primeras novelas.

En San Lorenzo


El autor, entre rincones de Úbeda.
Antonio Muñoz Molina nació en 1956 en el barrio de San Lorenzo. Su madre aún vive y su padre murió hace ya algunos unos años. En sus novelas lo recuerda como un hombre sencillo y honrado que madrugaba para trabajar de hortelano en unas tierras que tenía a los pies de la muralla árabe, allí por donde Úbeda se deja caer en busca de las aguas del río mayor de Andalucía. En aquel barrio de San Lorenzo anida buena parte de la trama de El jinete polaco y, unos años después, de la novela El viento de la luna. Frente a la casa familiar está la Casa de las Torres, el primer gran palacio plateresco que Úbeda construyó como preámbulo a sus años dorados y renacentistas.
La plaza de San Lorenzo dibuja una ele mayúscula y hacia el sur, frente a los miradores que otean la sierra de Mágina está la iglesia en cuya espadaña creció una yedra que un malnacido taló hace unos años. En esta plaza jugó el escritor de niño y en ella se inspiró para muchos de sus párrafos. La ronda que circunvala las murallas ahora lleva el nombre del Premio Príncipe de Asturias de las Letras y hacia el este se llega en un delicioso paseo hasta la Redonda de Miradores, la trasera de la plaza Vázquez de Molina, conocida por los ubetenses como la plaza de Santa María, una de las plazas más bellas de España.

En Santa María


Plaza Vázquez de Molina.
En su trazado asimétrico abre las puertas la capilla de El Salvador, que Francisco de los Cobos, secretario de estado del emperador Carlos V, encargó como mausoleo. Los proyectó Andrés de Vandelvira, el mismo arquitecto que también trazó el palacio del Deán Ortega, hoy parador de turismo, y el palacio de las Cadenas, que acoge el ayuntamiento de la ciudad. Frente a él se halla la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares, abierta hace unos meses tras interminables años de restauración. Santa María es una plaza extraordinaria y al leer El jinete polaco el lector entiende el hechizo que este y otros lugares de su ciudad despertaron en el autor.
La literatura es el resumen de las grandezas y las miserias de los hombres y las mujeres, pero también la urdimbre de las ciudades, las tablas de una representación, el telón abierto de un teatro. Y Úbeda –perdón, quería decir Mágina– lo ha sido para su escritor más conocido. De ser cierta esa vieja frase de que la patria del hombre es su infancia, ya sabemos de qué color es la bandera del escritor Muñoz Molina.

Fuente: EL MUNDO http://www.ocholeguas.com/2013/06/10/espana/1370878547.html

Entradas populares de este blog

AUTOBIOGRAFÍA DE ANTONIO MACHADO ESCRITA EN BAEZA EN 1913

AUTOBIOGRAFÍA DE ANTONIO MACHADO 
ESCRITA EN BAEZA EN 1913

Biografía

Nací en Sevilla el año de 1875 en el Palacio de la Dueñas. Anoto este detalle no por lo que tenga de señorial (el tal palacio estaba en aquella sazón alquilado a varias familias modestas) sino por la huella que en mi espíritu ha dejado la interior arquitectura de ese viejo caserón. En mi próximo libro hablo de él, sin más datos que mis recuerdos infantiles.
Desde los ocho a los treinta y dos años he vivido en Madrid con excepción del año 1899 y del 1902 que los pasé en París. Me eduqué en la Institución Libre de Enseñanza y conservo gran amor a mis maestros: Giner de los Ríos, el imponderable Cossío, Caso, Sela, Sama (ya muerto), Rubio, Costa (D. Joaquín —a quien no volví a ver desde mis nueve años—). Pasé por el Instituto y la Universidad, pero de estos centros no conservo más huella que una gran aversión a todo lo académico. He asistido durante veinte años, casi diariamente a la Biblioteca Nacional. En 1906 hice oposic…

BIBLIOGRAFÍA DE JOSÉ RODRÍGUEZ MOLINA RELACIONADA CON LA HISTORIA Y CULTURA DE BAEZA

José Rodríguez Molina, Profesor Titular de Historia Medieval de la Universidad de Granada, ha dedicado gran parte de su larga y profunda actividad investigadora al mejor conocimiento de la historia y cultura de Baeza, entre otros dominios de estudio históricos relacionados con Jaén, Granada y Andalucía, generales y particulares como, por ejemplo, sus estudios de frontera. De sus más de 150 estudios publicados, ofrezco la siguiente selección (para un acceso a la lista completa de sus publicaciones, véase

http://www.medievalugr.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6:curriculum-de-jose-rodriguez-molina&catid=4:area-de-historia-medieval)


Introducción al estudio del obispado de Baeza-Jaén, según el Códice Gótico del siglo XIII de la Catedral de Jaén, Granada, 1972, 250 págs. (Inédito).

El obispado de Baeza-Jaén en la Baja Edad Media. Aspectos económico-sociales, (Resumen de Tesis Doctoral), Universidad de Granada, 1974, 40 págs.

"Patrimonio eclesiástico del obispad…

UN TEXTO DE QUEVEDO EN CONTRA DE LUIS PACHECO DE NARVÁEZ

A las espaldas de Reinaldo estaba,
más infame que azote de verdugo,
un maestro de esgrima que enseñaba
nueva destreza, a güevo y a mendrugo:
don Hez, por su vileza, se llamaba,
descendiente de carda y de tarugo,
a quien, por lo casado y por lo vario,
llamó el emperador Cuco Canario.
Era embelecador de geometría,
y estaba pobre, aunque le daban todos;
ser maestro de Carlos pretendía;
pero, por ser cornudo hasta los codos,
su testa ángulos corvos esgrimía,
teniendo las vacadas por apodos;
éste, oyendo a Reinaldos, al instante
lo dijo al rey famoso Balugante.
Díjole Balugante al maestrillo
(pasándole la mano por la cara):
«Dile al señor de Montalbán, Cuquillo,
que mi grandeza su inquietud repara;
que pretendo saber, para decillo,
si en esta mesa soberana y clara
se sientan por valor, o por dinero,
por dar su honor a todo caballero».
Reinaldos respondió: «Perro judío,
dirás al rey que, en esta ilustre mesa,
el grande emperador, glorioso y pío,
honrar todos los huéspedes profesa;
que, después…